Los cuidados del recién nacido

Los cuidados del recién nacido

El futuro del cachorro se decide a lo largo del período comprendido entre el naci miento y el destete. Por consiguiente, durante las primeras semanas habrá que cuidarlo de un modo especial.

El cachorro puede necesitar cuidados de urgencia tras la expulsión. Es lo que se llama reanimación neonatal. Todos los propietarios de perros deberían conocer los gestos elementales, pues un día u otro pueden verse en la necesidad ele practicarlos.

CÓMO REANIMAR AL CACHORRO

En primer lugar, es indispensable saber extraer el cachorro de sus envoltorios fetales, pues de lo contrario correría peligro ele inhalar líquido y morir asfixiado. A continuación se limpiarán la boca y los ollares de las mucosidades que hayan podido penetrar; para ello, lo más sencillo es tener suspendido el cachorro por las patas traseras. Si es la maniobra no basta para que empiece a respirar, se puede soplar con fuerza en la nariz del cachorro; si eso no funciona, se puede intentar desencadenar el reflejo salvador sumergiendo muy rápidamente la cabeza del animal en agua fría. En todo caso, cuando el cachorro haya empezado a respirar, habrá que secarlo. La madre se encarga instintivamente que esta operación que, sin embargo, no siempre está exenta de peligros; en efecto, cuan do la perra ingiere los envoltorios fetales y corta con los dientes el cordón umbilical, existe el peligro de que, si el cachorro no grita, lo devore al mismo tiempo que la placenta.

LA LACTANCIA

Una vez que el cachorro esté seco, tendrá derecho a su primera mamada. Por lo general, el instinto y los movimientos de la madre son suficientes para que se ponga en contacto con las mamas; si no lo consigue, hay que ayudarle. En los primeros momentos será calostro lo que saldrá de las mamas; este líquido, cuya secreción precede a la subida de la leche, es rico en proteínas y además contiene otros anticuerpos que protegerán al cachorro ele las enfermedades durante las primeras semanas de vida, hasta el momento en que la vacuna tome el relevo(en realidad, el cachorro se beneficia de los anticuerpos de su madre mucho antes de nacer puesto que éstos atraviesan la barrera placentaria a través de la sangre). Es importante que el cachorro mame lo más rápida mente posible pues su pared intestinal sólo dejará pasar los anticuerpos durante las primeras veinticuatro horas. Al calostro le sucederá la leche que le aportará al recién nacido las calorías y los elementos indispensables para el crecimiento. Por lo general, la lactancia corre a cargo de la madre, situación ideal para el pequeño, pues así se le proporciona una alimentación perfectamente adaptada a su joven organismo. Sin embargo, a veces es necesario recurrir a la lactancia mixta, ya sea porque la perra está débil, ya porque el crecimiento del cachorro resulta lento. También puede ocurrir que no haya más solución que una lactancia completamente artificial. Es lo que ocurre cuando la madre sufre trastornos relacionados con la lactancia (mastitis, crisis ele eclamp sia, etc.) o cuando la leche es insuficiente tanto en calidad como en cantidad. Y también cuando la perra rechaza las crías. Si el cachorro es todavía muy pequeño, habrá que darle el biberón. Pero en cuan to tenga quince días se le podrá poner la leche en un platillo para que beba a lengüetadas. Tratándose ele leche, se le puede dar leche maternizada preparada aunque también se- le puede hacer una comida a base de leche concentrada no azucarada (el equivalente de un bote) con una yema de- huevo, una cucharada de las de café con crema fresca y otra con miel. Durante la primera semana, se le darán al cachorro ocho comidas al día, después se le dará siete durante la semana siguiente y así sucesivamente; ele se mana en semana hasta llegar a tres o cuatro comidas diarias en el momento del destete. A partir de entonces, el cachorro deberá adaptar se a otra manera de alimentarse: necesitará, en efecto, absorber por separado los alimentos sólidos y los alimentos líquidos. El destete deberá ser progresivo. Si el cachorro vive con su madre, ésta última regurgitará para él su propia comida acostumbrándolo así poco a poco a la alimentación sólida. Pero si esto no ocurre, se incorporarán progresivamente sustancias espesantes a la leche, como harina para bebés, croquetas (para perros) trituradas. Este- régimen se irá reduciendo poco a poco hasta que el cachorro acepte las corquetas enteras. Durante ese período no hay que olvidar poner agua para que pueda beber. Resulta más delicado pasar a la alimentación tradicional, compuesta de carne, arroz y legumbres; en efecto, el animal habrá ele acostumbrarse a los sabores de los diferentes ingredientes y aprender a reconocerlos. En todo caso, la atracción que la carne- ejerce sobre este joven carnívoro facilitará las cosas.

DOS INTERVENCIONES OBLIGADAS: LA VERMIFUGACIÓN Y LA VACUNACIÓN

La vermifugación no presenta peligros en la actualidad, gracias a los antiparásitos modernos. Puede aplicarse desde la edad de tres semanas pues no hay que olvidar que el cachorro, aunque no haya salido nunca, puede ser portador de parásitos que su madre le haya transmitido durante la gestación. En cuanto a la vacunación, debe lomar el relevo de los anticuerpos maternos que desaparecen al cabo ele la octava semana. Así pues, transcurrido ese período habrá que proceder a la vacunación contra la enfermedad de Carré, la hepatitis de Rubarth y la parvovirosis. En los lugares que presentan riesgos (establecimientos de cría con numerosos efectivos, por ejemplo) se puede vacunar antes a condición ele multiplicar las precauciones. Si las condiciones de vida son mejores se puede esperar perfectamente hasta los dos meses para hacer la primera vacunación. Los dos primeros meses de la vida del cachorro condicionan realmente su futuro: por eso es tan importante cuidarle) en ese periodo durante el cual se efectúan las intervenciones de «conveniencia» (como la caudectomía o amputación de la cola en las razas cuyo estándar lo exige, y el tatuaje).

Share Button

¡Contacta con Nosotros!

Si tienes alguna duda o interés en algún tema en concreto podemos ayudarte si nos mandas un mensaje con tu nombre & email